EDUCACIÓN INTEGRAL

Joan Umbert Font

Licenciado en pedagogía

E-mail: joanumbertfont@gmail.com

País: España

 

WEB DEDICADA A LA APLICACIÓN DE LA TEORÍA INTEGRAL DE KEN WILBER A LA EDUCACIÓN

Si mi trabajo de aplicación de la teoría AQAL a la educación le ha servido de ayuda o piensa que es una tarea que puede contribuir a crear un mundo mejor, colabore con un donativo.

Mi gratitud será inmensa, sea cual sea su aportación.

Donar

La espiral del desarrollo

La dinámica espiral considera que el desarrollo humano discurre a través de ocho grandes estadios generales a los que denomina memes de valor (o Vmemes). Un Vmeme es simplemente un estadio básico del desarrollo que se expresa en cualquier actividad. Los Vmemes no son niveles rígidos, sino olas fluidas, solapadas e interrelacionadas, que dan lugar a la compleja espiral dinámica del desarrollo de la conciencia.

 

Los primeros seis niveles de la conciencia son los llamados niveles de “primer grado”. A partir de ahí, tiene lugar un cambio revolucionario en la conciencia que posibilita la emergencia de los niveles propios de la conciencia de “segundo grado”. Nosotros prestaremos una atención muy especial a este salto cualitativo que conduce al hiperespacio de la conciencia de segundo grado.

 

1.- Beige (infrarojo en la teoría AQAL de Wilber). Arcaico-instintivo. Se trata del nivel de la supervivencia básica, un nivel en el que lo prioritario es el alimento, el agua, el calor, el sexo y la seguridad, y en el que la supervivencia depende de los hábitos y de los instintos. Apenas si existe yo diferenciado y la perpetuación de la vida requiere de la agrupación en hordas de supervivencia.

 

Se halla presente en las primeras sociedades humanas, en los recién nacidos, los ancianos, los últimos estadios de quienes padecen la enfermedad de Alzheimer, muchos de los que vagabundean por las calles y las masas hambrientas.

Porcentaje aproximado de la población adulta que se halla en este nivel: 0,1%. Tasa de poder que posee: 0%.

 

2.- Púrpura (magenta en la teoría integral de ken Wilber). Mágico-animístico.- Está determinado por el pensamiento animista y por una extrema polarización entre el bien y el mal. Los espíritus mágicos pueblan la tierra y a ellos hay que supeditarse, apelando a todo tipo de maldiciones, bendiciones y hechizos para tratar de influir sobre los acontecimientos. Se agrupa en tribus étnicas. Por ejemplo, el espíritu mora en los ancestros y es el que cohesiona a la tribu. Los vínculos políticos están determinados por el parentesco y el linaje. Parece “holístico” pero, en realidad, es atomístico. Como dijo Graves :”Cada recodo del río tiene su nombre pero el río carece de nombre”.

 Se halla presente en la maldición vudú, los juramentos de sangre, los encantamientos y las supersticiones mágicas de la etnia, etc. Fuertemente implantado en los asentamientos en zonas pobres, las bandas, las tribus y también en las creencias de la nueva era como el tarot y la astrología, etc.

En este nivel se encuentra más o menos el 10% de la población y ostenta el 1% del poder.

 

3.- Rojo. Dioses de poder. También conocido como egocéntrico. Por ejemplo, comienza la emergencia de un yo ajeno a la tribu; poderoso, impulsivo, egocéntrico y heroico. Emergen los espíritus míticos, dragones y bestias. Dioses y diosas arquetípicos, seres poderosos, fuerzas positivas y negativas que deben ser tenidas en cuenta. Los señores feudales protegen a sus subordinados a cambio de obediencia y trabajo. Fundamento de los imperios feudales (el poder y la gloria). El mundo se presenta como una jungla llena de amenazas y predadores. Dominantes y dominados. El yo campa a sus anchas.

Se halla presente en el “terrible dos” (el niño terrible de dos años), el rebelde sin causa, la mentalidad fronteriza, los reinos feudales, los héroes épicos, los líderes de las bandas, los malvados de las películas de James Bond, los mercenarios, las estrellas del rock, Atila el rey de los hunos y el Señor de las moscas, como también en los grandes navegantes y exploradores intrépidos, etc.

20% de la población y 5% del poder.

 

4. Azul (ámbar en la teoría integral de Ken Wilber). Orden mítico. Pertenencia. Patriarcal. La vida tiene un sentido, una dirección, un objetivo y un orden impuesto por un Otro todopoderoso. Ese orden impone un código de conducta basado en principios absolutistas y rígidos acerca de “lo que está bien” y de “lo que está mal”. El acatamiento de ese código y de esas reglas se ve recompensado, mientras que su transgresión, por el contrario, tiene repercusiones muy graves y duraderas. Es el fundamento de las antiguas naciones. Jerarquías sociales rígidas y paternalistas que sólo autorizan una forma de pensamiento. Ley y orden, control de la impulsividad a través de la culpa, creencias literales y fundamentalistas y obediencia a una ley impuesta por un Otro fuertemente convencional y conformista. A menudo asume un aspecto “religioso”, en el sentido “mítico-fundamentalista” del término, motivo por el cual Graves y Beck se refieren a él como nivel “santo/absolutista”, aunque también puede asumir el aspecto de un Orden o de una misión secular o atea.

Se halla presente en la América puritana, en la china confuciana, en Singapur y en la Inglaterra de Dickens, en los totalitarismos, en los códigos de honor de la caballería, en las obras buenas y caritativas, en el fundamentalismo religioso (tanto cristiano como islámico), en las “buenas obras” de los boy y las girl scouts y en el patriotismo de la “mayoría moral”, por poner unos pocos ejemplos.

 40% de la población y 30% del poder.

 

5. Naranja. Logro, lógica racional. En esta ola del desarrollo de los valores, el yo “escapa” de la “mentalidad del rebaño” propia del nivel anterior, y busca la verdad y el significado en términos objetivos. Desde esta perspectiva, el mundo se presenta como un mecanismo racional bien engrasado que funciona siguiendo leyes naturales que pueden ser aprendidas, dominadas y manipuladas en propio beneficio. Muy orientada hacia objetivos y, muy especialmente en Occidente, hacia el beneficio material. Un fruto de esas estructuras profundas (características o rasgos que se tienen que dar) son la posible aparición de estructuras superficiales (rasgos o características que dependen de las estructuras profundas y se pueden dar o no darse) como por ejemplo que las leyes de la ciencia gobiernen la política, la economía y las relaciones humanas (pueden aparecer patologías en todas la estructuras). El mundo se presenta como una especie de tablero de ajedrez en el que destacan los ganadores. Pueden surgir alianzas comerciales y si no se va con cuidado, agotar de los recursos de la Tierra en beneficio del propio país o ego (eso sería una patología de este nivel que no siempre tiene que suceder). Fundamento de los estados corporativos.

Se halla presente por ejemplo, en la Ilustración, La rebelión del Atlas (la novela de Ayn Rand), Wall Street, la Costa Azul, la clase media emergente de todo el mundo, la industria cosmética, la búsqueda del éxito, el colonialismo, la guerra fría, el materialismo, el capitalismo de mercado y el liberalismo centrado en uno mismo.

30% de la población y 50% del poder.

 

6. Verde. El yo sensible. Centrado en la comunidad, en la relación entre los seres humanos, en las redes y en la sensibilidad ecológica. El espíritu humano se libera de la codicia, del dogma y de la división; el respeto y la atención a los demás reemplaza a la fría razón. Respeto y cuidado por la tierra, Gaia y la vida. Es contrario a las jerarquías y establece vínculos y uniones laterales. El yo es permeable y relacional y está centrado en las redes. Énfasis en el diálogo y en las relaciones. Fundamento de las comunidades de valor (agrupaciones libremente elegidas basadas en sentimientos compartidos). Toma de decisiones sustentada en la conciliación y el consenso (desventaja: dilación “interminable” del proceso de toma de decisiones). Atiende a una espiritualidad renovada, la armonía y el enriquecimiento del potencial humano. Fuertemente igualitario y antijerárquico, se centra en los valores plurales, en la construcción social de la realidad, en la diversidad, el multiculturalismo y la relativización de los valores y asume una visión del mundo habitualmente conocida como relativismo plural. Subjetivo y centrado en el pensamiento no lineal, alienta la cordialidad, la sensibilidad, el respeto y el cuidado por la Tierra y por todos sus habitantes.

 

Se halla presente en la ecología profunda, el postmodernismo, el idealismo de corte holandés, el counseling de Rogers, el sistema sanitario canadiense, la psicología humanista, la teología de la liberación, el Consejo Mundial de las Iglesias, Greenpeace, la ecopsicología, los derechos de los animales, el ecofeminismo, Foucalt/Derrida, lo políticamente correcto, los movimientos en pro de la diversidad, los derechos humanos y el multiculturalismo.

 

10% de la población y 15% del poder.

 

Con la actualización del Vmeme verde, la conciencia humana experimenta un salto cuántico al “pensamiento de segundo grado” al que Clare Graves se refirió como un “avance trascendental” que conduce a profundidades de significado anteriormente insondables. En esencia, la conciencia de segundo grado nos permite comprender vívidamente por vez primera la espiral completa del desarrollo. Sólo entonces es posible comprender la importancia capital de cada nivel, de cada meme y de cada ola para la salud global de toda la espiral, razón por la cual todos deben ser respetados e incluidos. La conciencia de segundo grado, dicho en pocas palabras, nos permite captar la visión de conjunto y, a partir de ese momento, el mundo aparece ante nosotros bajo una luz nueva y sorprendente.

 

Es muy importante entender que todos y cada uno de nosotros tiene la posibilidad de accedes a todos estos memes. En situaciones de emergencia, por ejemplo, puede activarse el impulso de poder del meme rojo; en respuesta a situaciones caóticas puede precisar la activación del orden azul; cuando buscamos un nuevo empleo, podemos necesitar la activación del impulso del logro narranja y, en el ámbito del matrimonio y los amigos, puede ser necesario activar el impulso de vinculación característico del meme verde.

 

Pero ninguno de los memes propios de la conciencia de primer grado puede advertir la existencia de los demás memes, cada uno de los memes de la conciencia de primer grado cree que su visión del mundo es la única verdadera. Por ello, cuando se ve amenazado, no duda en reaccionar atacando al exterior y utilizando para ello todos los recursos de que dispone. En particular, el orden azul se encuentra tan incómodo con la impulsividad roja como con el individualismo naranja. Este último, por su parte, considera que el orden azul es para estúpidos y que el igualitarismo verde es para timoratos y sentimentaloides, mientras que el igualitarismo verde, por último, tiene dificultades en tolerar la excelencia, las clasificaciones jerárquicas de valor, las visiones de conjunto, las jerarquías y todo lo que parezca autoritario, y por ello tiende a atacar a los memes azul y naranja y a cualquier nivel posterior a verde. Dicho en pocas palabras, los memes propios de la conciencia de primer grado se oponen a la emergencia de la paz mundial.

 

Todo esto empieza a cambiar con la emergencia del pensamiento de segundo grado. La conciencia de segundo grado es plenamente consciente de la existencia de estadios interiores del desarrollo y, en consecuencia, es capaz de dar una paso atrás y de aprehender la visión de conjunto, lo que permite advertir el necesario papel que desempeñan los distintos memes. La conciencia de segundo grado no sólo piensa en términos de un determinado meme, sino de la espiral completa de la existencia. Por ello, con la aparición de la conciencia de segundo grado, el mundo empieza a tener sentido, a unificarse y a presentarse, por vez primera,  como una totalidad. La visión proporcionada por la conciencia de segundo grado permite atisbar en el horizonte la posibilidad de una paz genuina.

 

El meme verde, el más elevado de los memes de la conciencia de primer grado, empieza a entender la rica diversidad y el maravilloso pluralismo de las diferentes culturas, pero el pensamiento de segundo grado va todavía un paso más allá y, al advertir los ricos contextos que vinculan estos sistemas plurales, puede integrar los diferentes sistemas en espirales holísticas y en redes integrales. Dicho en otras palabras, el pensamiento de segundo grado resulta imprescindible para pasar del relativismo al holismo o, lo que es lo mismo, del pluralismo al integralismo. La investigación realizada por Graves, Beck y Cowan señala claramente la existencia de no menos de dos grandes olas en la conciencia de segundo grado.

 

7. Amarillo. Integrador. La vida se presenta como un caleidoscopio de sistemas fluidos e interrelacionados cuya prioridad fundamental gira en torno a la flexibilidad, la espontaneidad y la funcionalidad. Las diferencias y las pluralidades pueden integrarse en corrientes naturales interdependientes. El igualitarismo puede complementarse, cuando es necesario, con grados naturales de excelencia, distinciones y juicios cualitativos. El poder, el estado y la dependencia del grupo se ven reemplazados por el conocimiento y la idoneidad. El orden mundial prevalente es el resultado de la existencia de diferentes niveles de realidad (o memes) y de las inexorables pautas del movimiento ascendente y descendente en la espiral dinámica. El gobierno adecuado facilita la emergencia de identidades pertenecientes a niveles de complejidad cada vez mayor (jerarquía anidada).

 

1% de la población y 5% del poder.

 

8. Turquesa. Holístico. Sistema holístico universal, olas de energías integradoras; une el sentimiento y el conocimiento; múltiples niveles interrelacionados en un sistema consciente; fundamento de la totalidad extensa. Orden universal consciente y vivo que no se basa en reglas externas (azul) ni en los lazos grupales (verde). Tanto teórica como prácticamente, es posible una “gran unificación”, es decir, una visión de conjunto. Hay ocasiones en las que se desencadena la emergencia de una nueva espiritualidad que engloba la totalidad de la existencia. El pensamiento turquesa es plenamente integral y se sirve de todos los niveles de la espiral, advierte la interacción existente entre múltiples niveles y detecta los armónicos, las fuerzas místicas y los estados de flujo que impregnan cualquier organismo.

 

0.1% de la población, 1% del poder.

 

La emergencia del pensamiento de segundo grado debe vencer la resistencia que le ofrece el pensamiento de primer grado. De hecho, existe una versión del meme verde postmoderno (abiertamente pluralista y relativista) que se muestra francamente reticente a la emergencia de un pensamiento más integrador y holístico. Pero Graves, Beck y Cowan señalan que, sin el pensamiento de segundo grado, la humanidad está condenada a seguir siendo la víctima de una especie de “enfermedad global del sistema inmunitario” que enfrenta a los distintos memes en una lucha por el poder.

 

Los memes de primer grado suelen resistirse a la emergencia de los memes de segundo grado. Así, por ejemplo, el materialismo científico (naranja), es violentamente reduccionista con las ideas del segundo grado; el fundamentalismo religioso (azul) suele sentirse muy a disgusto con el pensamiento de segundo grado, porque lo ve como un esfuerzo por derribar su orden establecido; el egocentrismo (rojo) ignora por completo el pensamiento de segundo grado; la magia (púrpura) lo maldice, y verde, por último, acusa a la conciencia de segundo grado de ser autoritaria rígidamente jerárquica, patriarcal, opresiva, marginalizadora, racista y sexista.

 

Subjetivismo. ¿No les parece una palabra divertida? Vayamos paso a paso; lo cierto es que el relativismo pluralista (verde), más avanzado que el absolutismo mítico (azul) y que la razón formal (naranja), ya que se adentra en contextos individualistas ricamente texturados, se halla teñido de un fuerte subjetivismo. Muy bien. ¿Qué significa el párrafo anterior? Significa que la visión de la verdad y la bondad está muy determinada por las preferencias individuales (con tal de que el individuo no dañe a los demás). Desde esta perspectiva, lo que es cierto para usted no necesariamente lo es para mí, puesto que lo correcto es simplemente lo que los individuos o las culturas acuerdan de un determinado momento; no existe ninguna verdad o conocimiento universal; cada persona es libre de encontrar sus propios valores, que no tienen por qué ser los mismos que los de los demás. Se trata de una postura que puede ilustrarse perfectamente con la frase “‘¡Tú ocúpate de lo tuyo, que yo lo haré de lo mío!”.

 

Bajo el noble disfraz del pluralismo, cada ola anterior de la existencia, sin importar cuán superficial, egocéntrica o narcisista sea, se ve alentada a “ser ella misma”, puesto que se supone que ninguna es intrínsecamente superior ni mejor que las demás. Pero si el “pluralismo”es cierto, deberíamos también invitar a los nazis y al KKK al banquete multicultural, puesto que se supone que ninguna posición es mejor ni peor que otra y que todas deben ser tratadas del mismo modo, momento en el que quedan patentes sus contradicciones.

 

Así es cómo, la elevada postura evolutiva del pluralismo, producto, no lo olvidemos, de no menos de seis estadios de transformación, se vuelve y niega el mismo camino que condujo a su propia noble posición. Extiende su abrazo igualitario a cualquier postura, sin importar cuán superficial o narcisista sea. Así, cuanto más igualitaria, más proclive es a caer en la cultura del narcisismo. Y no deberían olvidar que la cultura del narcisismo es la antítesis de la cultura integral, el opuesto de un mundo en paz.

 

"En un mismo estadio [Vmemético] pueden ubicarse ideologías distintas que incluso chocan entre sí."

 

"Varios estadios pueden cohabitar en una misma persona, según los dominios. Por ejemplo, azul en el ámbito doméstico y naranja en el trabajo."

 

"Las condiciones del mundo van cambiando. Y van surgiendo nuevas formas de adaptación a esos cambios, van surgiendo nuevas visiones del mundo y nuevos valores. Los valores tradicionales encajaban perfectamente en una sociedad agraria con grandes religiones monoteistas, por ejemplo. Lo que pasa es que, ahora, las condiciones de nuestro mundo han cambiado mucho (varios niveles) y la brecha de desajuste crece."

 

[En el nivel amarillo]... "hay un objetivo, un fin a conseguir (propio del nivel naranja), pero con métodos integradores (propios del verde) y con un orden funcional (propio de azul) si así se requiere. No persigue el objetivo a toda costa, como el naranja; no está dispuesto a dejar de lado el objetivo en función de un consenso, como el verde; no acepta reglas rígidas como el azul, y, sin embargo, utilizará sus herramientas pragmáticamente cada vez que le resulte funcional, preocupándose siempre de no dañar a las personas con sus decisiones o acciones".

 

Los fragmentos encomillados son citas del libro de Pablo Reyes y Daniel Fernández, "La nueva élite". Ed. Catalonia.

 

Resumen del libro "La espiral dinámica del desarrollo"
Si desean saber con más profundidad los detalles de esta teoría, bájense y lean este PDF.
-Resumen del Libro Espirales Din-__ámica
Documento Adobe Acrobat 970.3 KB
Dinámica espiral del desarrollo aplicada en organizaciones y empresas
Vean en el siguiente PDF como se puede aplicar esta teoría a las organizaciones y empresas.
-Dinamicas de espiral en organizaciones.
Documento Adobe Acrobat 371.9 KB

Escribir comentario

Comentarios: 3
  • #1

    albino kanaya (miércoles, 03 abril 2013 00:59)

    me ha parecido interesentisimo

  • #2

    Alfa y omega (jueves, 07 agosto 2014 12:32)

    mmm... tengo 17 años y he estado en todos los niveles de conciencia de primer grado...
    ¿cuando pasare al segundo nivel?

  • #3

    Joan Umbert (jueves, 07 agosto 2014 18:49)

    Un cuidado integral de la mente, el cuerpo, las emociones, la sombra y el alma te ayudarán a desarrollar todo tu potencial. Si te castigas y llevas una mala vida te puedes atascar y si te tomas el camino del crecimiento personal en serio, puedes acelerar algo tu proceso. Un saludo!