EDUCACIÓN INTEGRAL

Joan Umbert Font

Licenciado en pedagogía

E-mail: joanumbertfont@gmail.com

País: España

 

WEB DEDICADA A LA APLICACIÓN DE LA TEORÍA INTEGRAL DE KEN WILBER A LA EDUCACIÓN

Si mi trabajo de aplicación de la teoría AQAL a la educación le ha servido de ayuda o piensa que es una tarea que puede contribuir a crear un mundo mejor, colabore con un donativo.

Mi gratitud será inmensa, sea cual sea su aportación.

Donar

Escáner AQAL para el diseño de proyectos educativos integrales

Ken Wilber nos recomienda tener en cuenta (en mayor o menor medida) los cinco ingredientes de su Teoría AQAL (cuadrantes, líneas, niveles, estados y tipos) si pretendemos ofrecer un abordaje integral en cualquier disciplina humana.

 

Así pues, si diseñamos la línea pedagógica de una escuela, y tenemos en cuenta estos cinco ingredientes, ya tendremos una educación AQAL. Lo que pasa es que, el hecho de tener un diseño AQAL, no va a significar que la educación que se ofrezca vaya a ser la mejor, pues en otro colegio más tradicional (o menos integral), por poner un simple ejemplo, tal vez estén enseñando mejor las clases de historia, porque talvez tengan unos profesores con más pasión por enseñar historia. Digamos que AQAL es el “mapa” más completo del que disponemos actualmente, aunque la vocación pedagógica es imprescindible y no te la da AQAL.

 

Dicho esto, pasemos a ver en qué consiste un diseño pedagógico AQAL. Para eso, monitorearemos si el proyecto educativo tiene en cuenta los cinco ingredientes AQAL. Empecemos por el primero:

 

 

1.       ¿Se tienen en cuenta los 4 cuadrantes?

 

LO INTERIOR / SUBJETIVO

Yo

Veracidad

Mi experiencia

Sinceridad

Honradez

Emoción

Mente

Lógica / Razón

Memoria

Espíritu y alma                                 

Reflexionar

Etc.

LO EXTERIOR / OBJETIVO

Verdad

Correspondencia

Representación

Proposicional

Ello/eso

Conductas

Aprendizaje

Alimentación

Ejercicio

Las energías sutiles

Empirismo

Etc.

LO INTERSUBJETIVO

Nosotros

Rectitud

Nuestra experiencia

Ajuste cultural

Comprensión mutua

Justicia

Bondad

Valores

Moral                 

Lenguaje

Entendimiento mutuo

Justicia

Pertenencia grupal

Etc.

LO INTEROBJETIVO

Esos

Ajuste funcional

Teoría sistémica

Funcionalismo estructural

Tejido del sistema social

Ajuste funcional

Educación ambiental

Conducta de grupo

Amistades

Materiales curriculares

Saber hacer

Uso del espacio; arquitectura; lugares en los que se enseña y aprende; decoración externa…

Gestión de los grupos o clases.

Etc.

 

 

2. ¿Se tienen en cuenta las líneas de desarrollo?

 

La línea cognitiva (la consciencia de lo que es).

La línea moral (la consciencia de lo que debería ser).

La línea emocional o afectiva (la maduración emocional).

La línea interpersonal (relaciones con los demás).

La línea de las necesidades (pirámide de Maslow).

La línea de la identidad del "yo" (¿quién soy yo?).

La línea de la estética (¿qué es lo que más me gusta?, expresión, apreciación de la belleza, arte...).

La línea psicosexual (desarrollo de una sexualidad sana).

La línea espiritual (maduración de las preocupaciones últimas).

La línea de los valores (lo que la persona considera más importante).

(Existen muchas más líneas de inteligencia, aunque, siguiendo a Wilber, las antedichas son las más destacables).

 

3. ¿Se tienen en cuenta los estados de conciencia?

 

Según John Gruber (quien ya aplica el mapa AQAL en su escuela integral) también es preciso observar y vivir diferentes estados de conciencia en el proceso de aprendizaje. ¿Qué estados son los que observamos en nosotros mismos y en nuestros estudiantes? Por ejemplo, teniendo una acalorada discusión con opiniones fuertes y diferentes puntos de vista. O, en cambio, cuando el ambiente de aprendizaje está totalmente en estado de flujo. O cuando hay celebración de los logros individuales o de grupo. O mientras se está centrado profundamente en un problema difícil o concepto intelectual desafiante. O mientras imagina/recuerda un momento o algo, real o ficticio particular. O, cuando estamos inmersos en nosotros mismos y en el grupo, en pleno examen y reflexión. ¿Cómo usamos intencionalmente diferentes estados de conciencia para cuidar nuestra propia presencia en el espacio de enseñanza y para influir o provocar un estado propicio para nuestros estudiantes?

 

Nuestra enseñanza en última instancia, es un reflejo directo de nuestra presencia, nuestra conciencia, nuestro estado de ánimo.

 

En cuanto al estado de conciencia, es necesario tener en cuenta la “Conciencia Normal para un Buen Día" (CNBD): 1. Incluye minimizar las cosas que se interponen en el camino de la CNBD. 2. Tiene que ver con los procesos de desarrollo que atraviesa la vida del individuo. También se refiere, en gran medida, a la evolución de la las capacidades humanas, valores y visiones del mundo. 3. Poner atención y dedicación necesaria para cuidar bien de sí mismo: cuerpo, mente, alma y espíritu. 4. Equilibrar las altas expectativas estimulantes con suficientes dosis de compasión y aceptación de lo que hay. 5. Crear comunidades de compañeros/as de apoyo para nuestros esfuerzos.

 

4. ¿Se tienen en cuenta los niveles de desarrollo?

 

El desarrollo (en todas las líneas de todos los cuadrantes) va desde el egocentrismo, al etnocentismo, al mundicentrismo, al kosmocentrismo, o desde lo más simple a lo más complejo.

Ken Wilber utiliza el término “holón”, concepto fundamental para su teoría, para referirse a aquello que es una totalidad en sí, a la vez parte en otro contexto. Es decir, un holón es una totalidad/parte.

Todo emerge sincrónicamente en los 4 cuadrantes de forma holoárquica (o sea, jerarquías de holones), donde cada momento, cada verdad o cada estructura es trascendida e incluida por la siguiente, que es más amplia, profunda y compleja.

De esta manera, el docente puede tratar cualquier tema, siempre que se adecue al nivel de maduración de los educandos.

 

5. ¿Se tienen en cuenta las tipologías?

(Las siguientes tipologías que aparecen en los dos siguientes cuadros son un simple ejemplo. Existen muchas más como por ejemplo síndrome de Down; lateralidad del alumno; estilo cognitivo; discapacidad auditiva, visual..., etc. También se debe de tener en cuenta que no se trata de "tipos de alumno" sino de tipologías o "tipos en cada alumno").

 

 

 

 

 

  

Vistos los cinco ingredientes del mapa AQAL, cabe decir que es prácticamente imposible ser exhaustivo en todas las dimensiones, por tanto, a fin de ser prácticos, deberemos elegir en qué poner mayor o menor énfasis.

 

El enfoque AQAL puede abarcar (y apoyar una evaluación crítica de) la mayoría de los valores y principios profundos del pensamiento progresista, y por lo tanto no sólo es compatible con este, sino que también sirve como un “metacontenedor”. El modelo integral sitúa las teorías progresistas sobre la educación dentro de una gran red transdisciplinaria de pensamientos sobre la cultura, la psicología, filosofía, ciencia, etc., y también pule algunos defectos.

 

El mapa AQAL advierte contra las parcialidades, excesos o puntos muertos de las diferentes pedagogías progresistas. Cabe decir del modelo AQAL que, más que ser simplemente un contenedor de conceptos y teorías, los organiza, sitúa y clarifica sus elementos básicos. Así pues, la matriz AQAL se puede utilizar como una herramienta de diagnóstico para determinar si faltan componentes en una situación educativa.

 

El enfoque AQAL ayuda a los maestros a pensar acerca de cómo diseñar experiencias que inducen estados de ánimo que potencien el aprendizaje.

 

El paradigma AQAL incluye la comprensión de las tensiones dinámicas entre polaridades y la percepción de la totalidad como un sistema dinámico:

 

a. Polaridad entre el empoderamiento y descubrimiento del estudiante, frente a la necesidad de los profesores a emplear con destreza la orientación, limitaciones, experiencia y liderazgo.

 

b. Polaridad entre los métodos que se centran en el estudiante, vs métodos que hacen hincapié en el grupo, la comunidad y se preocupan por las necesidades de los otros.

 

c. Polaridad entre igualdad entre todos y trato especial individualizado.

 

d. Apoyo frente a desafío. Hay una polaridad entre el reconocimiento de las maravillas de cada impulso y el producto creativo que produce un estudiante frente a los beneficios de desafiarlo, proporcionándole un desequilibrio cognitivo o emocional.

  

e. Polaridad entre el apoyo a la creatividad, el juego y la intuición, frente a la lógica de la enseñanza, el pensamiento crítico, el rigor y el discernimiento.

 

f. La pedagogía progresista insiste en aprender a aprender, y la importancia de una buena resolución de problemas de razonamiento sobre conseguir la respuesta correcta. Pero el conocimiento útil debe incluir una cierta cantidad de "hechos" y procedimientos memorizados.

  

g. La pedagogía progresiva valora la adaptación, el flujo dinámico y la personalización. Sin embargo, hasta cierto punto, algunas personas prosperan cuando se les dan claras restricciones estables, reglas, y/o límites.

  

Además, la visión AQAL no está en guerra con el desarrollo de las actitudes llamadas tradicionales/convencionales y modernas. Con demasiada frecuencia, en las aulas progresistas (o en sus políticas) el péndulo va demasiado lejos. Los profesores en ejercicio saben muy bien, los valores reales en el aula tradicional, tales como las destrezas básicas, la memorización, el respeto, el autocontrol, la lealtad, la conformidad, la responsabilidad y la rendición de cuentas, etc., son esenciales.

Escribir comentario

Comentarios: 1
  • #1

    Joan Umbert Font (jueves, 24 abril 2014 08:33)

    Otras tipologías que se me ocurren en educación son: lateralidad (zurdos o diestros) en manos, ojos, pies; también tipos de estilos cognitivos (visual, auditivo, etc.). Extravertidos, introvertidos. Tipologías del eneagrama. Tipos de cultura (arabe, china, etc.). ETC.